¿Cómo y cuándo decorar una tarta con isomalt?

 

Logo isomalt blanco
Cómo y cuando decorar una tarta con isomalt

¿Cuándo debo hacer una tarta las decoraciones de isomalt? ¿Cómo debo colocar las decoraciones de isomalt en la tarta? ¿Con cuánto tiempo de antelación debo hacer las decoraciones de isomalt?

Son las preguntas que nos hacemos siempre a la hora de afrontar el desafío que nos genera el decorar una tarta con isomalt.
Aunque la planificación genera muchas dudas, en este artículo te las voy a resolver para que puedas decorar una tarta con decoraciones de isomalt sin ningún problema.

En teoría, el isomalt dura poco, absorbe humedad y no nos da margen de maniobra. Esto es la teoría, pero la práctica no es así puesto que aquí entra la conservación. Pensar que tienes que entregar una tarta a un cliente y que te tienes que poner una hora antes a hacer las decoraciones de isomalt para que cuando el cliente recoja la tarta estén espectaculares, eso no tiene sentido y no hace nuestro trabajo ágil.

Antelación y conservación

Lo primero que tienes que integrar en tu trabajo con isomalt e interiorizar es la conservación del isomalt así que si no lo tienes claro te recomiendo, cuando termines de leer este artículo, que leas el que te explico el tema de la conservación de isomalt.

Una vez tienes claro cómo se conserva, te diré que cualquier decoración de isomalt la podrías hacer meses antes si hiciera falta. Podrías planificar tu trabajo con toda la antelación que te hiciera falta y conservarlo hasta que llegara el momento de colocar las decoraciones en una tarta.

 

 Colocación y montaje

Partiendo desde una tarta ya terminada, la colocación de las decoraciones de isomalt en una tarta y su montaje es muy rápido por lo que puedes hacerlo minutos antes de que el cliente recoja su tarta. El mejor pegamento para el isomalt es el propio isomalt.

Si la decoración de isomalt es grande o pesada lo mejor es pegar la decoración con isomalt. Tienes que probar donde la quieres colocar, mirar donde tocan la decoración, y en ese punto,  poner un poco de isomalt (mejor líquido) y pegarla a la tarta. Si el isomalt no está líquido dale con el soplete de cocina para fundirlo y que pegue en la tarta. Importante, tienes que enfriar la unión y no la debes soltar hasta que esté fría. Si te ayudas de un ventilador será más rápido.

Si la decoración de isomalt es pequeña podrías darle un punto de calor con soplete para fundir un poquito la unión a la tarta y pegarla o incluso con pegamento comestible podrías pegar la decoración a una tarta.

 

Montaje según el tipo de tarta

Si la tarta está cubierta con fondant o con alguna impresión comestible el modo de montaje es como te he comentado anteriormente. Podrías decorar tanto el top de la tarta, como la base o los laterales.

Si la tarta está cubierta con alguna crema, ganache, merengue, frosting… Ya no puedes decorar como te he comentado anteriormente. En este caso no puedes dar calor ni a la decoración de isomalt ni a la tarta, porque fundes o derrites la cobertura de la tarta.
Con este tipo de tartas solo puedes apoyar las decoraciones por lo que debes decorar poniéndolas en el top y en la base.

 

Importante

Lo que te tiene que primar siempre es la seguridad de la decoración, no es la estética. Si solo piensas en la estética e intentas pegarlas en posiciones difíciles posiblemente romperá. Haz el montaje con sentido común.

Espero que este artículo te ayude y te anime a llenar tus tartas de isomalt.
Te dejo este video para que te quede aún más claro.

 

Síguenos en las redes

Comparte el contenido
error: Contenido protegido
WhatsApp Consúltanos por WhatsApp