LAS 3 CLAVES PARA EVOLUCIONAR CON EL ISOMALT

 

Logo isomalt blanco

El mundo del caramelo o azucar isomalt va mucho más allá que aprender a hacer decoraciones. Las decoraciones son el resultado final de todo el trabajo anterior que hemos hecho.

Los pilares de una decoración de isomalt es la técnica, sin técnica no tienes nada, sea en el mundo del isomalt, como en la pastelería o repostería o como en cualquier mundo. A partir de aprender la técnica es cuando empieza la evolución, cuando empiezas a practicar las técnicas aprendidas.

La evolución en la práctica de la técnica del trabajo con isomalt es rápida si tienes en cuenta lo esencial, y es lo que te voy a explicar a continuación.

Las claves para conseguir esa evolución en la técnica son tres. Las 3 claves para evolucionar con el isomalt es la TDC.

¿Qué es la TDC?

Si quieres introducirte en el maravilloso universo del isomalt, el sistema TDC tiene que ser tu guía.

  • Temperatura
  • Delicadeza
  • Conservación

Temperatura

La temperatura lo es todo, cualquier decoración de isomalt tiene éxito o fracaso según hayas aplicado la temperatura correcta.

Vamos a partir de la base de que en el único momento que necesitas medir la temperatura con un termómetro es en la cocción del isomalt, a partir de ahí, el termómetro eres tú.

Tienes que aprender (y esto te lo va a dar la práctica) a visualizar y observar el isomalt.

Dependiendo de la técnica, el isomalt necesitará estar en una densidad u otra. Si es la técnica de colado estará en un estado más líquido, por ejemplo, cuando hacemos piruletas. Si es la técnica de estirado, estará en una densidad más dura o más fría, como por ejemplo para hacer flores. Y si es la técnica de Isomalt soplado igual, como por ejemplo para hacer esferas sopladas.

Cuando te digo que el termómetro eres tú es porque te tiene que dar igual a cuantos grados está el isomalt, tienes que tocarlo o mover la jarra donde lo tengas y ver si está listo para hacer la decoración que debes hacer.

Por ponerte un par de ejemplos. Vas a hacer pétalos para una flor y el isomalt está demasiado caliente, cuando intentas sacar el pétalo, el isomalt está tan inestable que se te deforma entre los dedos. Vas a sacar ese pétalo, pero el isomalt está demasiado frío, cuando intentas cortar el pétalo se rompe.

Esta es la importancia de la temperatura.

En mis cursos trabajamos mucho este tema, el aprender a visualizarlo y observarlo para detectar las diferentes densidades que necesita la pieza.

Delicadeza

Vamos a suponer que controlas muy bien la temperatura y has hecho unas decoraciones de isomalt preciosas, pero cuando llega el momento del montaje o del ensamblado de una pieza…crack, lo rompes todo.

La delicadeza en el trabajo con isomalt también se practica. Tienes que aprender a ser consciente de la presión que ejerces con tus manos, tienes que controlar el pulso y tener siempre presente que estás manipulando una materia muy delicada.

No sirve de nada haber hecho unas flores de isomalt divinas si a la hora de montarlas vas rompiendo todos los pétalos.

Mi consejo. Haz formas de isomalt o pétalos sin ningún motivo, sin buscar una decoración específica y móntalos, pero cuando lo hagas tienes que estar más pendiente de tus manos que de la propia decoración.

Conservación

Vamos a suponer que controlas la temperatura de todas las técnicas y que tus manos son de lo más delicado, no se te rompe nada, has hecho unas decoraciones de isomalt espectaculares y el resultado final de tu pieza es brutal.

La conservación es esencial para que todo tu trabajo tenga la calidad que se merece. La conservación en todas las fases del trabajo.

No sirve de nada haber hecho un trabajo con isomalt exquisito si después no te dura nada por lo que tu nuevo mejor amigo debe de ser el cloruro de calcio.

Así que a partir de ahora esta debe ser tu guía ¡si quieres evolucionar en la técnica del isomalt!

Te dejo un vídeo donde te lo explico

Síguenos en las redes

Comparte el contenido
error: Contenido protegido
WhatsApp Consúltanos por WhatsApp